Home » Maternidad » cuidados bebe » Guardar la leche materna: ¿Cómo se debe hacer?
Guardar la leche materna

Guardar la leche materna: ¿Cómo se debe hacer?

guardar la leche materna A estas alturas ya todos sabemos lo importante que es el periodo de lactancia de nuestros bebés y conseguir que estos se alimenten de la leche materna. Sin embargo las madres primerizas suelen tener muchas dudas al respecto. Cómo guardar la leche materna para poder usarla más tarde suele ser una de las cuestiones más recurrentes.

Guardar la leche materna.

Lo primero antes de explicar cómo se puede hacer es confirmar que efectivamente podemos extraer la leche de nuestros pechos y guardarla para consumirla después, siempre y cuando se haga de la manera correcta. Lo más habitual es sacar la leche con un “sacaleches” de los que podemos encontrar en cualquier farmacia bastantes modelos de diferentes marcas pero que sirven para lo mismo. También podríamos sacar la leche de forma manual nosotras mismas, lo importante es siempre que utilicemos un recipiente o un biberón que esté limpio, a ser posible estéril y que mantengamos la máxima higiene posible.

¿Donde la guardaremos? Una vez extraída la leche la podemos guardar en la nevera o incluso en el congelador. Es importante poner una pegatina en el recipiente donde la hemos guardado con la fecha en que se extrajo y nunca mezclar en un mismo recipiente leche recién extraída con leche más antigua.

La leche materna no se puede guardar indefinidamente, tenemos que consumirla antes o después dependiendo de la temperatura que la conservemos. Por ejemplo, a temperatura ambiente la leche materna se puede mantener de 4 a 8 horas siempre que dicha temperatura no supere los 25 grados Celsius. Si la guardamos en la nevera a una temperatura entre 0 y 4 grados Celsius podemos conservarla hasta 2 o 3 días a lo sumo, después hay que desecharla si sobra algo. En el congelador el periodo de conservación es mayor y la leche puede durar hasta 2 semanas. Ojo, cuidado porque la leche al congelarse se expande, procurar no llenar el recipiente o se puede romper al congelarse el liquido. En congeladores más profesionales que los domésticos la leche materna puede durar incluso meses, pero yo no recomiendo dejarla más de dos semanas en el congelador de casa y consumirla después.

Si descongelamos leche que hayamos sacado del congelador y no la consumimos completamente se puede guardar en la nevera y consumir en las 24 horas siguientes, pero nunca volver a congelar ni por supuesto mezclar leche a medio beber con otra leche de otro recipiente.

En caso de cualquier duda respecto a estas indicaciones sobre cómo guardar la leche materna te aconsejo que hables con tu médico pediatra. Seguramente te aconsejará de una manera más personalizada.

Sobre Isabel Raynaud

Hola, mi nombre es Isabel Raynaud. Por mis venas corre sangre española y francesa a partes iguales. Soy psicóloga de profesión y un poco brujilla por afición. Llevo muchos años en este mundillo de los blogs y espero poder disfrutar mucho por aquí con vosotros.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*